enero 15, 2017

Tesoro Prestado




Nadie dijo que ser una súcubo fuera fácil. Con su nuevo y sexy cuerpo, un trabajo ideal como arqueóloga y dos magníficos novios, un ángel y un vampiro, para rascarle su seductora Picazón, Jackie Brighton está consiguiendo manejar su vida como súcubo.
Entonces, su necesidad de sexo se sale de control y accidentalmente noquea a un repartidor de pizza dejándolo inconsciente con su tacto.
Genial, tiene una maldición.
Por desgracia, ninguno de sus celosos amantes le habla en estos momentos.
Así que tras hacer un trato con un astuto demonio para levantar la maldición, ella y su mejor amiga, Remy, hacen un viaje por todo el país para entregar un mensaje críptico a la más antigua súcubo de la nación, la cual no aparenta más de dieciocho años.
Su viaje se pone más extraño a cada kilómetro; posesión demoníaca, un acosador encantador y una advertencia mortal en una habitación de hotel. Pero cuando llegan a Nueva Orleans, Jackie descubre que su acuerdo sobrenatural podría ser una trampa. Alguien la quiere muerta (otra vez), pero ¿acaso ha estado durmiendo con el enemigo?
¿Puede una inteligente y fiera súcubo con minifalda burlar a las fuerzas del mal?    



Diarios de una succubo #2

No hay comentarios.:

Publicar un comentario