enero 28, 2017

Tesoro Prestado




Me propuse en nuestra primera cita.
Ella se rió y me dijo que estaba loco. Menos de un día después, ella dijo que sí.
Fue un torbellino, pero éramos felices...
Hasta nos volvimos codiciosos y quisimos una familia.

Era una vida que no le podía dar, no por falta de intentos. La fertilidad simplemente no estaba de nuestro lado. Buscamos médicos y tratamientos. Gastamos dinero que no teníamos. Mentimos a nuestras familias. Sonreímos para nuestros amigos. Pusimos buena cara para un mundo que no entendía.
Finalmente, tuvimos éxito...
Hasta que nos vimos obligados a enterrar a nuestro hijo.

Nos quedamos rotos, maltrechos y destruidos.
Dicen que el amor está en los detalles, pero fueron los detalles los que nos arruinaron.

Esta es la historia de cómo recuperé lo que siempre había sido mío.
El rescate de mi mujer y nuestra familia.

The Retrieval Duet, #1




No hay comentarios.:

Publicar un comentario