enero 28, 2017

Tesoro Prestado





Cuando la amiga de Janelle le ofrece un ayudante para realizar las tareas domésticas, ella no creía que tuviera que incluir algún abracadabra. No está convencida de que funcionase, Janelle recitó el conjuro y convoca a un dios doméstico.
Él cocina. 
Él limpia. 
Incluso hace el planchado.
El problema es que Corvin no es la persona típica. 
De hecho, no es un fantasma, sino un semi-dios en busca del amor…






Wicked Wraiths, #2




No hay comentarios.:

Publicar un comentario